Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Tragicomedia «millennial»: Search Party

Search Party (Sarah-Violet Bliss, Charles Rogers, Michael Showalter, 2016-2020)

Search Party es una de esas series que se puede ver con los ojos cerrados. Tiene, sin duda, sus méritos de producción, en términos de  fotografía, vestuario y escenografía, como sucede con muchas series actuales, pero es preciso reconocer que el sustento de la narración son los diálogos, rápidos y abundantes, similar en este punto a muchas producciones británicas. Las conversaciones son intercambios de agudezas, a veces agresivas, a veces simpáticas. A través de las animadas charlas y las iracundas peleas vamos conociendo a los personajes, solo que a cada momento cambia lo que creíamos saber de ellos. Esta imagen borrosa se produce porque los personajes mienten de manera descarada, pero también porque sin buscarlo se traicionan a sí mismos todo el tiempo. Visto así, pareciera que se trata de un drama, pero en verdad es una farsa, sobre todo en la primera temporada, después lo grotesco va dominándolo todo, hasta llegar a la caricatura en la tercera, y por ahora, última temporada.

Una desubicada muchacha se decide a buscar a una antigua compañera de universidad que ha desaparecido, a ella se unen su grupito de amigos, unos simpáticos “hipsters” veinteañeros de Nueva York. El asunto parece ser muy dramático –la desaparición de una mujer-, pero es en realidad una aventura excitante llena de situaciones ridículas, una verdadera fiesta (“party”). Porque en este mundo todo, absolutamente todo, hasta lo más terrible y escabroso, termina siendo material para un “post” en redes sociales. De hecho, se podría definir esta serie como una historia de violencia y corrupción… pero con un filtro de Instagram.

Es una comedia divertida que explota el absurdo y es una historia policiaca que mantiene el interés en todo momento, pero es imposible no ver el comentario sarcástico a la bohemia plástica, así como a la llamada dictadura del “like”, también a otras facetas no menos tontas de nuestra época, como el emprendedurismo, el activismo de “hashtag” y la indignación automática y permanente frente a cualquier temita de actualidad.

Por ahí leí que Search Party es una especie de parodia de Gossip Girl, pero francamente, la parodia es imposible respecto a la célebre telenovela neoyorquina. Son los verdaderos y tragicómicos “millennials” los que son objeto de burla.

Publicado por EL BLOG DE MAGÍN GARCÍA

COMENTARIOS SOBRE PELÍCULAS Y OTRAS COSAS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: