Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Fe y desesperación

First Reformed (Paul Schrader, 2017)

Es fácil ver las similitudes temáticas y argumentales de la película de Paul Schrader con dos obras célebres de la historia del cine: Los comulgantes (1963) de Ingmar Bergman y Diario de un cura rural (1951) de Robert Bresson. En ambas se trata de seguir el calvario de un religioso cuya fe se tambalea al observar el camino torcido que sigue la humanidad, y también al sufrir desgracias personales y enfermedades que hacen que su vida se transforme en una llaga purulenta que día a día duele más en lugar de sanar, sobre todo sin el bálsamo de la fe, ya en ruinas. Sin embargo, Schrader como guionista y director se ha interesado varias veces por individuos agobiados por la miseria del mundo, aunque no se trataba de religiosos como el reverendo de First Reformed. En Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976) de la que fue guionista Schrader, y Mishima – Una vida en cuatro capítulos (1985), escrita y dirigida por él, se presentan dos personajes muy diferentes, pero que tienen en común el intenso deseo de restaurar el orden en medio del caos de la vida moderna. Los dos recurren a la violencia con resultados aterradores e inútiles. En estos retratos del desespero es posible ver una mezcla angustiante de altruismo, integridad, torpeza, arrogancia y una especie de individualismo patológico. Son hombres que convierten su propia soledad en  algo así como una religión con sus ritos y sus dogmas, y sobre todo con sus sacrificios, bastante sangrientos.

El pastor de First Reformed ha perdido a su familia y encuentra refugio en la iglesia multitudinaria de un predicador televisivo. Se le encarga una vieja capilla del siglo XVIII, la primera de la región (First Reformed). Casi no tiene feligreses y es considerada más que nada una atracción turística menor. Sin embargo, una joven embarazada se acerca en busca de ayuda para su esposo, un ecologista que no soporta la idea de traer al mundo otro ser mientras la destrucción se avecina. El pastor no puede hacer mucho, pero asume la causa del joven radical. El pecado del ser humano es destruir la creación de Dios. Esta causa le da un propósito a su vida y decide tomar una acción extrema aun en contra de sus benefactores religiosos.

Porque la vida social, la vida que hemos construido los seres humanos es un desastre sin remedio. La maldad reina sin enemigos. Están contaminadas la tierra y el agua, pero nada es más sucio que el corazón del hombre. Tanta corrupción obliga a una persona honesta a hacer algo para cambiar las cosas, aunque sea un gesto que llame la atención de algún alma que todavía se pueda salvar.

Las ansias de salvación dominan la película de Schrader. La salvación es la justificación, es probar que se vive de acuerdo a la ley. Esa ley puede ser la ley de Dios, la tradición, o un código moral de cualquier tipo. Al vivir un ideal a fondo la existencia cobra sentido y deja de ser un suceder continuo de los días hasta la muerte. La humana búsqueda de sentido hace que el espectador se identifique con el personaje, con todo y su proceder tan antipático. Eso al menos por un momento, porque una sospecha se cierne sobre el reverendo, como también sobre el escritor Yukio Mishima (en la película) y sin duda sobre el taxista de Scorsese, es la sospecha de locura. Un grave desequilibrio mental no es un problema existencial (filosófico), sino médico. En particular el pastor parece un pobre enfermo que no quiere buscar ayuda, y que solo busca distracciones para un inevitable suicidio. La puesta en escena de académica sobriedad deja más en evidencia la invalidez del personaje. En First Reformed no se ve la estilización de Taxi Driver o de Mishima, al contrario, la vulgaridad se exhibe sin maquillaje. Es una puesta en escena gris para un personaje gris. La desesperación no es suficiente para hacer a un santo, ni siquiera en una película.

Publicado por EL BLOG DE MAGÍN GARCÍA

COMENTARIOS SOBRE PELÍCULAS Y OTRAS COSAS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: